Inicio   Parcelas   Obra Nueva   Empresa   Servicios   Contacto   Blog  
 

miércoles, 29 de noviembre de 2017

ALTA DE SUMINISTROS

Una vez realizada la compra de la vivienda tiene que proceder a la contratación de los suministros para dotarla de todos los servicios. Darse de alta en una compañía eléctrica, gas y agua.

Suministro Eléctrico

Debe asegurarse de qué tipo de vivienda tiene y atender a los siguientes casos antes de contactar con la comercializadora eléctrica:

Vivienda de Primera Ocupación; Tiene que asegurarse de que la acometida eléctrica esté realizada y necesitará unos documentos especiales para contratar la electricidad, normalmente facilitados por la constructora o promotora que ha realizado la construcción de la nueva vivienda.

Vivienda de Segunda Ocupación; Ya ha debido tener suministro eléctrico, así que el cliente tendrá que informarse de cuánto tiempo lleva dada de baja.

“Si existe suministro eléctrico no es necesaria un alta nueva; bastará con un cambio de titularidad, lo que ahorrará dinero”

Debe de tener en cuenta elegir una potencia, esta le permitirá conectar una cantidad de aparatos eléctricos al mismo tiempo y que será indispensable para el buen funcionamiento de su propiedad, dependerá de para qué se utiliza la electricidad y los aparatos eléctricos que se quieren conectar.

Los costes de activar un nuevo suministro de electricidad y de reactivar un suministro no utilizado hace más de 3 años, recogidos en el Real Decreto 1434/2002 de 14 de diciembre, están asociados a conceptos relativos a la nueva contratación y vendrán incluidos en la factura. Estos conceptos son:

Derechos de acceso: Se abonaran al contratar un nuevo suministro o por la ampliación de potencia de un suministro ya existente.

Derechos de extensión: Se abonan al ampliar la potencia contratada sobre los derechos ya adscritos, al utilizar la infraestructura eléctrica de la compañía distribuidora en el caso de nuevos suministros o si el punto de suministro lleva sin utilizarse más de 3 años.

Derechos de enganche

“Recuerde que no debe pagar nada al especialista que instale el contador, dado que es la distribuidora la que cobrara todos los costes a través de su nueva factura de luz”

Pudieran existir otros gastos de contratación asociados a la compra e instalación de los equipos de medida; Cobro de una fianza, tasas, etc. En el caso de la fianza, se recuperará el importe abonado tras el pago de la última factura en el momento de baja del contrato.

Todos estos aspectos serán importantes ya que definen, los documentos que debe aportar, el precio que hay que pagar y le facilitara el trámite con la compañía eléctrica.

Antes de contratar es recomendable elegir la tarifa eléctrica más conveniente y ver qué condiciones ofrece cada una de las comercializadoras, la utilización de un comparador de tarifas eléctricas le planteara la opción más rentable para su abastecimiento.

Una vez decidida la tarifa eléctrica, solo debe llamar a la compañía que la ofrece y solicitar la una nueva alta de electricidad, se puede realizar de varias maneras; En persona, telefónicamente o por Internet y dependiendo de cada situación aportara los siguientes datos:

- Datos personales del titular del suministro

- Dirección del suministro

- Potencia eléctrica

- Código Universal del Punto de Suministro (CUPS), uno de los datos más importantes a aportar El número CUPS es imprescindible para realizar la mayoría de trámites, dado que es el código que identifica el abastecimiento al cliente y permite a la distribuidora saber dónde tiene que suministrar luz o gas. La obtención de este código puede efectuarse mediante dos vías:

                       - Se puede contactar con la distribuidora de la zona, que es aquella que asigna el

                          código a la instalación y tiene obligación de facilitar este número al propietario

                          de dicho abastecimiento.

                       - Si la vivienda o empresa ya tuvo electricidad, se puede conseguir el número

                          CUPS consultando una factura de la luz

- Boletín Eléctrico, si se trata de una vivienda nueva o tiene más de 20 años

- Cuenta bancaria

El tiempo estimado de todo el proceso es de 5 a 7 días hábiles, en este periodo la distribuidora se pondrá en contacto con usted, informándole de cuándo se realizará la conexión del contador y para pedirle acceso al técnico autorizado.

Suministro de Agua

Debe tener en cuenta que dependiendo de la región donde se haya efectuado la compra de la vivienda, que el suministro de agua dependerá de cada empresa municipal, ya que los ayuntamientos otorgan concesiones del servicio a empresas públicas, privadas o mixtas, provocando que el precio y la calidad sea diferente en cada ciudad.

Para realizar la tramitación de alta al suministro de agua deberá ponerse en contacto con la empresa que corresponda geográficamente y normalmente le solicitaran que facilite una serie de documentación:

Documento que le acredite como titular de la vivienda

Documento de identidad (DNI o NIE en el caso de Residentes)

Datos bancarios del titular

Boletín del instalador (si es primera contratación)

Dependiendo de la zona geográfica donde vaya a ser solicitado el suministro, se requiere por parte de la compañía suministradora la presentación de la cedula de habitabilidad de la propiedad. Dependiendo de cada Comunidad Autónoma puede cambiar su normativa, la cédula de habitabilidad está legalizada por las Comunidades Autónomas, de manera que son ellas las que tienen su propia normativa para este respecto, en Aragón o Castilla La Mancha este documento administrativo ha sido derogado parcial o totalmente para favorecer el acceso a la vivienda y simplificar los trámites. En otras, la cédula de habitabilidad se llama de diferente forma, como en la Comunidad Valenciana donde se denomina “licencia de segunda ocupación”, aunque tiene los mismos efectos que la primera.

A la entrega de esta documentación la empresa procederá a la instalación del contador, y en aproximadamente 3 o 4 días ya dispondrás de agua en la vivienda.

Recuerde que los costes de este suministro dependerá tanto del consumo que se realice como de las características del inmueble como pueden ser tamaño, numero de baños o de se dispone de jardín o terraza con salida de agua, además estos costes están asociados a conceptos relativos a la nueva contratación y que serán incluidos en la factura.

Estos conceptos son:

Cuota de Contratación; Que se deberá de pagar para activar el servicio.

Cuota Fija; Que se paga por la disponibilidad del servicio

Cuota Variable de consumo;  En función del consumo realizado

Suministro de Gas

Igualmente  que en los anteriores casos debe asegurarse de qué tipo de vivienda tiene y comprobar si está dotada de canalización de gas para poder solicitar el suministro de este, siendo este el caso, continuaremos con los siguientes pasos.

Los costes de alta de un suministro de gas o los costes de reactivar un punto de suministro que lleva más de cinco años sin utilizarse están regulados en el Real Decreto 1434/2002 de 14 de diciembre. Igualmente que en el caso de la contratación para el suministro eléctrico, estos costes están asociados a conceptos relativos a la nueva contratación y que son incluidos en la factura.

Estos conceptos son:

Derechos de Alta: Contraprestación económica que percibe la empresa distribuidora de gas cuando un nuevo usuario contrata el servicio de suministro de gas canalizado. Una vez recibido el boletín del instalador autorizado, la empresa distribuidora inspeccionará la instalación receptora, procediendo a instalar y precintar el equipo de medida del nuevo usuario.

Derechos de acometida: Contraprestación económica que cobra la empresa distribuidora de gas por la realización de la instalación y operación necesaria para atender un nuevo punto de suministro de gas o para ampliar la capacidad de uno ya existente.

“En el caso de rescisión de contrato de suministro, los derechos de acometida se mantendrán para los puntos de suministro o consumo para los que fueron abonados durante un período de cinco años”